Los ojos de Jehová están sobre los justos, y sus oídos están hacia su ruego(1 Ped. 3:12).

Una relación estrecha con Jehová no surge de la noche a la mañana. Se requiere tiempo para llegar a conocerlo bien y amarlo. Por tanto, resuélvase a dedicar algún tiempo todos los días a leer su Palabra. Los amigos de Dios crecen espiritualmente gracias a sus oraciones sinceras y a las buenas compañías (Mal. 3:16). Como un padre amoroso, Jehová está atento a nuestras súplicas. Así pues, debemos “persever[ar] en la oración” (Rom. 12:12). No podemos seguir siendo cristianos plenamente desarrollados sin la ayuda de Dios. Las presiones de este sistema son demasiado grandes para resistirlas y superarlas por nosotros mismos. Si dejamos de orar, nos separaremos del aporte constante de fortaleza que Dios quiere y puede darnos. ¿Está usted satisfecho con la calidad de sus oraciones, o ve que debe mejorar en este aspecto? (Jer. 16:19.) w1315/3 3:11, 12

El que confía en sus riquezas… él mismo caerá (Prov. 11:28).

Si ponemos en primer lugar “el reino y la justicia de Dios”, él bendecirá los esfuerzos que con equilibrio hacemos para cubrir nuestras necesidades básicas (Mat. 6:33; Efes. 4:28). Ahora bien, Jehová no desea que al asistir a las reuniones sigamos pensando en el dinero o que estemos muy cansados por culpa del exceso de trabajo. En el mundo, mucha gente opina que la única manera de disfrutar de un futuro seguro y tranquilo es dedicarse a ganar dinero. Hasta presionan a sus hijos para que tengan las mismas metas materialistas. Pero Jesús enseñó que esta forma de pensar no es razonable (Luc. 12:15-21). No seamos como Guehazí, quien creyó que podía satisfacer su ambición y aun así conservar su amistad con Jehová (2 Rey. 5:20-27). Confiar en nuestros ahorros, inversiones o habilidad para ganar dinero equivale a confiar en Satanás, “el dios de este sistema” (2 Cor. 4:4; 1 Tim. 6:17). w13 15/1 3:1315

Desde el nacimiento del sol aun hasta su puesta mi nombre será grande entre las naciones (Mal. 1:11).

La apostasía comenzó a infectar a la congregación cristiana sobre todo tras la muerte de los apóstoles (2 Tes. 2:3-7). Hubo maestros falsos que incluso adoptaron la tradición judía de no emplear el nombre divino. Pero ¿permitiría Jehová que desapareciera el nombre con el que decidió ser recordado? ¡Nunca! Es cierto que no podemos determinar con exactitud cómo se pronunciaba, pero el nombre ha perdurado. A lo largo de las épocas ha aparecido en diversas traducciones de la Biblia, así como en los escritos de distintos biblistas. Para los siervos de Dios el año 1931 tuvo especial importancia, pues los Estudiantes Internacionales de la Biblia, como hasta entonces se llamó a quienes formaban el pueblo de Dios, adoptaron el nombre bíblico de testigos de Jehová (Is. 43:10-12). Así anunciaron al mundo que estaban orgullosos de ser siervos del único Dios verdadero, de ser “un pueblo para su nombre”, para alabar ese nombre (Hech. 15:14).w13 15/3 5:14, 15

Estudio Bíblico Personal

LEA
LA
BIBLIA
DIARIAMENTE

- - - - - - - - - - - -

Para ayudar a un Hermano:

[ecwid id="5907028"
categories_per_row="3"
category_view="grid"
search_view="list"
grid="3,3" list="10" table="20"
widgets="productbrowser"]

Texto diario por mes

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 11.981 seguidores