El que se porta como uno de los menores [...] es el que es grande
(Luc.9:48).

Quien se comporta como “uno de los menores” es “grande” —es decir, más valioso para la organización de Jehová— porque su humildad lo convierte en un siervo de Dios bueno y útil. Jesús tuvo que inculcarles humildad a sus discípulos porque algunos se dejaron arrastrar por el espíritu de la época. Según indica Lucas 9:46, discutieron “sobre quién de ellos sería el mayor”. ¿Y nosotros? ¿Podríamos también comenzar a creernos mejores que nuestros hermanos en la fe o que la gente en general? A muchas personas de este mundo las mueve el orgullo y el egoísmo. Nosotros debemos diferenciarnos de ellas comportándonos con humildad. Si así lo hacemos y damos prioridad a la voluntad de Jehová, seremos una compañía más edificante. La exhortación de Jesús a comportarnos como “uno de los menores” es una poderosa motivación para esforzarnos por demostrar humildad en todos los campos de la vida. w12 15/11 3:11, 12

Por  mismo de veras juro (Gén. 22:16).

¿Con qué propósito le juró Dios a Abrahán que sus promesas se cumplirían? Con el de animar y fortalecerles la fe a las personas que compondrían la parte secundaria de la “descendencia” prometida, quienes serían herederos con Cristo (Gál. 3:29). Como explicó el apóstol Pablo, Jehová “intervino con un juramento, a fin de que, mediante dos cosas inmutables [su promesa y su juramento] en las cuales es imposible que Dios mienta, tengamos [...] fuerte estímulo para asirnos de la esperanza puesta delante de nosotros” (Heb. 6:13-18). Los cristianos ungidos no son los únicos que se benefician de ese juramento. Jehová juró que mediante la “descendencia” de Abrahán se bendecirían personas de “todas las naciones de la tierra” (Gén. 22:18). Entre ellas se encuentran las obedientes “otras ovejas” de Cristo, quienes abrigan la esperanza de vivir para siempre en una Tierra hecha un paraíso (Juan 10:16). w12 15/10 3:6-8

Ni una sola palabra de todas las buenas palabras que Jehová
su Dios les ha hablado ha fallado. Todas se han realizado
para ustedes (Jos. 23:14).

Josué fue testigo de los impresionantes actos de Jehová en Egipto y en el desierto. Por eso, cuando se acercaba el fin de su vida pudo decir con plena convicción a sus hermanos israelitas las palabras del texto de hoy. En nuestros días, de igual modo, Jehová está “resultando ser” fiel a su palabra. Por medio de su Hijo profetizó que durante los últimos días el mensaje del Reino se predicaría “en toda la tierra habitada” (Mat. 24:14). ¿Quién sino el Dios todopoderoso podría predecir tal obra y encargarse de que se llevara a cabo empleando a muchos “iletrados y del vulgo”? (Hech. 4:13.) Así, al participar en esta obra, participamos en el cumplimiento de la profecía bíblica. Honramos a nuestro Padre celestial y mostramos que somos sinceros cuando decimos: “Santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Efectúese tu voluntad, como en el cielo, también sobre la tierra” (Mat. 6:9, 10). w13 15/3 5:7, 8

Él te magullará en la cabeza (Gén. 3:15).

El apóstol Juan nos dice lo que le ocurrirá a Satanás. Jesucristo —el ángel que tiene “la llave del abismo”— prenderá a Satanás y sus demonios, los arrojará al abismo y los mantendrá allí por mil años (Rev. 20:1-3; Luc. 8:30, 31; 1 Juan 3:8). Esta será la etapa inicial del aplastamiento de la cabeza de la serpiente. ¿Qué es el “abismo” al que se arrojará a Satanás y los demonios? La palabra griega que Juan usó en este pasaje —ábyssos— significa “profundidad insondable” y también puede traducirse “el vacío infinito”. Por lo tanto, se trata de un lugar que está totalmente fuera del alcance de cualquiera que no sea Jehová o el ángel al que ha confiado “la llave del abismo”. Allí se mantendrá a Satanás en un estado de inactividad semejante a la muerte. De este modo, el Diablo no seguirá descarriando a las naciones. ¡Al “león rugiente” le habrán cerrado la boca! (1 Ped. 5:8.) w12 15/9 1:15, 16

El temblar ante los hombres es lo que tiende un lazo (Prov. 29:25).

El gobernador romano Poncio Pilato sabía que Jesús era inocente y, al parecer, no deseaba causarle ningún daño. De hecho, admitió: “Nada que merezca la muerte ha sido cometido por él”. Pero, a pesar de todo, condenó al Hijo de Dios a la pena capital. ¿Por qué? Porque se dejó intimidar por la multitud (Luc. 23:15, 21-25). El gentío le gritó: “Si pones en libertad a este, no eres amigo de César” (Juan 19:12). Pilato tal vez tenía miedo de perder su puesto —o incluso la vida— si se ponía de parte de Cristo. De modo que cedió a la presión y acabó haciendo la voluntad del Diablo. Pilato no sabía mucho sobre Cristo, salvo que se trataba de un hombre fuera de lo común y que era inocente. Pero este gobernador ni era humilde ni amaba al Dios verdadero, y por eso fue presa fácil para el Diablo. w12 15/8 3:8, 912

En caso de que mi propio padre y mi propia madre de veras me
dejaran, aun Jehová mismo me acogería (Sal. 27:10).

Puesto que Jehová está dispuesto a apoyar a sus leales cuando otros los abandonan, ¿no los sostendrá también en cualquier otro tipo de dificultad? Por ejemplo, si nos preocupa cómo llevar el pan a casa, podemos estar seguros de que Jehová nos ayudará (Heb. 13:5, 6). Él entiende las circunstancias y necesidades de todos sus siervos fieles. Jehová ha prometido ayudar, proteger y librar a su pueblo en conjunto, tanto física como espiritualmente, y nosotros confiamos en él (Sal. 37:28; 91:1-3). La muchedumbre que sobrevivirá a “la gran tribulación” será, en efecto, muy numerosa (Rev. 7:9, 14). Por eso sabemos que esa multitud no será exterminada durante estos últimos días. Se les suministrará todo lo que necesiten para aguantar las pruebas y mantener intacta su relación con Dios. w12 15/7 3:9, 1014

Sigan sus pasos con sumo cuidado y atención (1 Ped. 2:21).

El mayor de todos los siervos dedicados de Jehová es Jesús. Tras bautizarse, pasó el resto de su vida en la Tierra concentrado en predicar las buenas nuevas y honrar a Jehová. La conclusión obvia para el cristiano que reconoce a Dios como su Dueño y Señor es que servirle debe ser lo primero en su vida. ¿Lo es para usted? (Sal. 71:15; 145:2.) A lo largo de los años, la organización de Jehová ha animado una y otra vez a los cristianos a analizar con oración si podrían ser precursores. Por diversas circunstancias, algunos siervos fieles de Dios no pueden dedicar a la predicación un promedio de setenta horas al mes, y no deben sentirse mal por ello (1 Tim. 5:8). Pero ¿qué hay de usted? ¿Ha considerado seriamente ser precursor regular? Si emprende una carrera teocrática, irá tras metas perdurables y que de verdad valen la pena. Además, estará siguiendo el ejemplo perfecto de Jesús.w12 15/6 3:12, 1315

Estudio Bíblico Personal

LEA
LA
BIBLIA
DIARIAMENTE

- - - - - - - - - - - -

LEER UN TEXTO DIARIAMENTE

“Es más ventajoso examinar el texto diario y los comentarios de este folleto por la mañana. Sentirá como si Jehová, el Magnífico Instructor, lo despertara con sus instrucciones. Se nos dice proféticamente que Jesucristo se beneficia de las órdenes de su Padre todas las mañanas: ‘[Jehová] despierta mañana a mañana; me despierta el oído para que oiga como los enseñados’. Esas instrucciones dieron a Jesús ‘la lengua de los enseñados’ para que ‘supiera responder al cansado con una palabra’ (Isa. 30:20; 50:4; Mat. 11:28-30). Despertarse para recibir consejo oportuno de la Palabra de Dios todas las mañanas no solo le ayudará a afrontar sus propios problemas, sino que lo equipará con ‘la lengua de los enseñados’ para ayudar a otras personas”.

Texto diario por mes

Gracias por sus COMENTARIOS

juan ruiz on Texto del miércoles, 23 de jul…
Jwtextodiario.wordpr… on Texto del viernes, 4 de julio…
Jwtextodiario.wordpr… on Texto del viernes, 4 de julio…
maritza mercedes ari… on Texto del jueves, 3 de julio d…
Wilberto Jos CHvez Qui… on Texto del martes, 1 de julio d…
Marilu Cortez Narvae… on Texto del miércoles, 25 de jun…
Matilu Cortez Narvae… on Texto del miércoles, 25 de jun…
enoider escobar on Texto del jueves, 19 de junio…
Jw.textodiario.wordp… on Texto del Martes, 17 de junio…
Jw.textodiario.wordp… on Texto del lunes, 16 de junio d…
Jw.textodiario.wordp… on Texto del lunes, 16 de junio d…
Blanca Figueroa on Texto del miércoles, 11 de jun…
Rafaela perez quinon… on Texto del viernes, 13 de junio…
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 7.433 seguidores