Escójanse hoy a quién quieren servir (Jos. 24:15).

Cuando alguien debe tomar una decisión, tiene ante sí distintas opciones y cierto grado de control sobre el rumbo que seguirá su vida. Supongamos que un hombre viaja a pie por un camino que de pronto se divide en dos. ¿Cuál escogerá para llegar a su destino? En la Biblia hallamos muchos ejemplos de personas que se vieron en una situación parecida. Caín, por ejemplo, tuvo dos opciones: dejarse llevar por la ira o controlarla (Gén. 4:6, 7). Y Josué debió elegir entre servir al Dios verdadero y adorar a dioses falsos. Como Josué quería mantenerse cerca de Jehová, escogió el camino que lo llevaba en esa dirección. Por el contrario, Caín no tenía ese objetivo y tomó una ruta que lo alejó aún más de Dios. Quizás surjan situaciones en las que usted tenga que elegir entre dos caminos. En esos momentos, recuerde cuál es su “destino”, u objetivo: glorificar a Jehová en todo lo que hace y evitar cualquier cosa que lo aleje de él (Heb. 3:12). w13 15/1 2:1-3

Anuncios