Alaben los jóvenes el nombre de Jehová, porque solo su nombre es inalcanzáblemente alto (Sal. 148:12, 13).

Joven, si en tu corazón deseas servir a Jehová, aprovecha las oportunidades que se te presentan ahora. Toma decisiones que te permitan disfrutar de servirle en estos tiempos emocionantes. Pero ¿y si todavía no te sientes inclinado a servir a Dios? En ese caso, no te rindas y sigue tratando de fortalecer tu fe. Después de mencionar los esfuerzos que había hecho por llevar una vida que Dios pudiera bendecir, el apóstol Pablo escribió: “Si ustedes se inclinan mentalmente de otro modo en sentido alguno, Dios les revelará la actitud mencionada. De todos modos, hasta donde hayamos progresado, sigamos andando ordenadamente en esta misma rutina” (Filip. 3:15, 16). Recuerda siempre cuánto te ama Jehová. Medita en sus sabios consejos. Él puede ayudarte más que nadie a tomar buenas decisiones en tu juventud. w14 15/1 3:18, 19