Este día tiene que servirles de memoria, y tienen que celebrarlo como fiesta a Jehová (Éx. 12:14).

Cuando piensa en un aniversario, ¿cuál le viene a la cabeza? Alguien casado pudiera decir que su aniversario de boda, mientras que otras personas tal vez piensen en la fecha de algún suceso histórico, como el día en que su país obtuvo la independencia. Pero ¿sabe usted que hay un aniversario nacional que lleva celebrándose más de tres mil quinientos años? Nos referimos a la Pascua. Aunque esa celebración conmemora la liberación del antiguo Israel de la esclavitud en Egipto, la verdad es que tiene mucho que ver con nosotros. Claro, puede que usted diga: “Los judíos celebran la Pascua, pero yo soy cristiano, no judío. ¿Por qué debería interesarme a mí?”. La respuesta se halla en esta declaración llena de significado: “Cristo nuestra pascua ha sido sacrificado” (1 Cor. 5:7). w13 15/12 3:1, 2