Con alguien leal tú actuarás en lealtad (2 Sam. 22:26).

¿Cómo podemos imitar la lealtad de Jehová? Una forma es hacer algo por quienes atraviesan circunstancias difíciles (Prov. 3:27). Quizás sepamos de un hermano que está desanimado por problemas de salud, por la oposición de su familia o por sus propios errores. ¿Por qué no tomar la iniciativa y animarlo con “palabras buenas, palabras consoladoras”? (Zac. 1:13.) Así demostraremos ser amigos leales y verdaderos (Prov. 18:24). También imitamos la lealtad de Jehová siendo fieles a las personas por las que sentimos cariño. Si estamos casados, sabemos que debemos permanecer leales a nuestro cónyuge (Prov. 5:15-18). Por ese motivo, ni siquiera damos el primer paso de una senda que pudiera llevarnos al adulterio (Mat. 5:28). Por otro lado, somos leales a nuestros hermanos cuando no esparcimos chismes o calumnias y hasta nos negamos a escuchar ese tipo de comentarios destructivos (Prov. 12:18). w13 15/6 3:4, 7, 8