Fecha de la Conmemoración tras la puesta del Sol

Sigan haciendo esto en memoria de (1 Cor. 11:24).

“El cielo está despejado y se ve la Luna en cuarto creciente, lo que indica el comienzo del nuevo mes, nisán. Jesús tendrá que salir ya hacia Jerusalén si quiere llegar antes de la Pascua.” Es posible que estos pensamientos les vinieran a la mente a los apóstoles mientras estaban en Perea (al otro lado del Jordán) acompañando a Jesús en su viaje final a Jerusalén (Mat. 19:1; 20:17, 29; Mar. 10:1, 32, 46). Una vez determinado el primer día del mes de nisán, los judíos esperarían trece días y celebrarían la Pascua el 14 de nisán, después de la puesta del Sol. Hoy es la fecha en la que Jesús instituyó la Cena del Señor, que coincide con la fecha de la Pascua (1 Cor. 11:23-25). w13 15/12 4:1-3

Lectura bíblica para la Conmemoración:  Mateo 26:17-19; Lucas 22:7-13  (13 de nisán durante el día)  Mateo 26:20-56  (14 de nisán tras la puesta del Sol)

MATEO 26:17-19. . .
17 En el primer día de* las tortas no fermentadas+ vinieron los discípulos a Jesús, y dijeron: “¿Dónde quieres que preparemos para que comas la pascua?”.+ 18 Él dijo: “Vayan a la ciudad, a Fulano,+ y díganle: El Maestro dice: ‘Mi tiempo señalado está cerca; celebraré la pascua con mis discípulos en tu casa’”.+ 19 Y los discípulos hicieron como Jesús les ordenó, y prepararon las cosas para la pascua.

LUCAS 22:7-13. . .
Entonces llegó el día de las tortas no fermentadas, en que hay que sacrificar la [víctima de la] pascua;+ y él despachó a Pedro y a Juan, y dijo: “Vayan y preparen la pascua+ para que la comamos”. Ellos le dijeron: “¿Dónde quieres que [la] preparemos?”. 10 Él les dijo:+ “¡Miren! Al entrar en la ciudad los encontrará un hombre que lleva una vasija de barro con agua. Síganlo hasta dentro de la casa en que entre.+11 Y tienen que decir al dueño de la casa: ‘El Maestro te dice: “¿Dónde está el cuarto para convidados en que pueda comer la pascua con mis discípulos?”’.+ 12 Y ese les mostrará un cuarto grande, arriba, amueblado. Prepáren[la] allí”.+ 13 De modo que ellos partieron y lo hallaron así como él les había dicho, y prepararon la pascua.

MATEO 26:20-56. . .
20 Pues bien, cuando hubo anochecido+ él se hallaba reclinado a la mesa con los doce discípulos.+ 21 Mientras comían, él dijo: “En verdad les digo: Uno de ustedes me traicionará”.+ 22 Contristados en gran manera por esto, comenzaron a decirle, cada uno sin excepción: “Señor, no soy yo, ¿verdad?”.+ 23 En respuesta, él dijo: “El que mete la mano conmigo en la fuente es el que me traicionará.+ 24 Cierto, el Hijo del hombre se va, así como está escrito+ respecto a él, mas ¡ay+ de aquel hombre mediante el cual el Hijo del hombre es traicionado!+ Hubiera sido mejor para él el que tal hombre no hubiera nacido”. 25 Tomando la palabra Judas, que ya estaba para traicionarlo, dijo: “No soy yo, ¿verdad, Rabí?”. Le dijo: “Tú mismo [lo] dijiste”.

26 Mientras continuaron comiendo, Jesús tomó un pan+ y, después de decir una bendición, lo partió+ y, dándolo a los discípulos, dijo: “Tomen, coman. Esto significa* mi cuerpo”.+ 27 También, tomó una copa+ y, habiendo dado gracias, la dio a ellos, diciendo: “Beban de ella, todos ustedes;+ 28 porque esto significa+ mi ‘sangre+ del pacto’,+ que ha de ser derramada a favor de muchos+ para perdón de pecados.+ 29 Pero les digo: de aquí en adelante de ningún modo beberé yo de este producto de la vid hasta aquel día en que lo beba nuevo* con ustedes en el reino de mi Padre”.+ 30 Por último, después de cantar alabanzas,*+ salieron al monte de los Olivos.+

31 Entonces Jesús les dijo: “A todos ustedes se les hará tropezar respecto a mí esta noche, porque está escrito: ‘Heriré al pastor, y las ovejas del rebaño serán esparcidas’.+32 Pero después que yo haya sido levantado iré delante de ustedes a Galilea”.+ 33 Pero Pedro, en respuesta, le dijo: “Aunque a todos los demás se les haga tropezar respecto a ti, ¡a mí nunca se me hará tropezar!”.+ 34 Jesús le dijo: “En verdad te digo: Esta noche, antes que un gallo cante, me repudiarás tres veces”.+ 35 Pedro le dijo: “Aun cuando tenga que morir contigo, de ningún modo te repudiaré”. Todos los demás discípulos también dijeron lo mismo.+

36 Entonces Jesús fue con ellos al lugar+ llamado Getsemaní, y dijo a los discípulos: “Siéntense aquí mientras voy allá a orar”.+ 37 Y tomando consigo a Pedro y a los dos hijos+ de Zebedeo, comenzó a contristarse y a perturbarse en gran manera.+38 Entonces les dijo: “Mi alma está hondamente contristada, hasta la muerte.+ Quédense aquí y manténganse alerta conmigo”.+ 39 Y yendo un poco más adelante, cayó sobre su rostro, orando+ y diciendo: “Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa.+ Sin embargo, no como yo quiero,+ sino como tú quieres”.+

40 Y se acercó a los discípulos y los halló durmiendo, y dijo a Pedro: “¿No pudieron siquiera mantenerse alerta una hora conmigo?+ 41 Manténganse alerta+ y oren+ de continuo, para que no entren en tentación.+ El espíritu, por supuesto, está pronto, pero la carne es débil”.+ 42 De nuevo, por segunda vez,+ se fue y oró, diciendo: “Padre mío, si no es posible que esta pase sin que la beba, efectúese tu voluntad”.+ 43 Y vino otra vez y los halló durmiendo, pues tenían los ojos cargados.+ 44 Así que, dejándolos, se fue de nuevo y oró por tercera vez,+ diciendo una vez más la misma palabra. 45 Entonces fue a los discípulos y les dijo: “¡En una ocasión como esta ustedes duermen y descansan! ¡Miren! Se ha acercado la hora en que el Hijo del hombre ha de ser traicionado en manos de pecadores.+ 46 Levántense, vámonos. ¡Miren! El que me traiciona se ha acercado”.+47 Y mientras todavía hablaba, ¡mire!, vino Judas,+ uno de los doce, y con él una gran muchedumbre con espadas+ y garrotes, de parte de los sacerdotes principales y de los ancianos del pueblo.+

48 Ahora bien, el que lo traicionaba les había dado una señal, diciendo: “Al que bese, ese es; deténganlo”.+ 49 Y yendo directamente a Jesús, dijo: “¡Buenos días, Rabí!”,+ y lo besó+ muy tiernamente. 50 Pero Jesús+ le dijo: “Amigo, ¿con qué propósito estás presente?”. Entonces se adelantaron y echaron mano a Jesús y lo detuvieron.+ 51 Pero, ¡mire!, uno de los que estaban con Jesús, extendiendo la mano, sacó su espada, e hiriendo al esclavo del sumo sacerdote, le quitó la oreja.+ 52 Entonces Jesús le dijo: “Vuelve tu espada a su lugar,+ porque todos los que toman la espada perecerán por la espada.+53 ¿O crees que no puedo apelar a mi Padre para que me suministre en este momento más de doce legiones de ángeles?+ 54 En tal caso, ¿cómo se cumplirían las Escrituras en el sentido de que tiene que suceder de esta manera?”. 55 En aquella hora Jesús dijo a las muchedumbres: “¿Han salido con espadas y garrotes como contra un salteador para arrestarme?+ Día tras día me sentaba en el templo,+ enseñando, y sin embargo ustedes no me detuvieron. 56 Pero todo esto ha sucedido para que se cumplan las escrituras de los profetas”.+ Entonces todos los discípulos lo abandonaron y huyeron.