Esto significa mi cuerpo (1 Cor. 11:24).

Muchas personas religiosas indican que Jesús dijo literalmente “Esto es mi cuerpo” y, por tanto, creen que el pan se transforma milagrosamente en su carne. Sin embargo, esa creencia contradice los hechos. El cuerpo de Jesús estaba allí, delante de los apóstoles fieles, lo mismo que el pan sin fermentar del que iban a comer. Está claro, pues, que Jesús hablaba en sentido simbólico, como hizo en muchas otras ocasiones (Juan 2:19-21; 4:13, 14; 10:7; 15:1). El pan que los apóstoles veían y que estaban a punto de comersignificaba el cuerpo de Jesús. ¿Qué cuerpo? No era la congregación de ungidos, llamada en la Biblia el “cuerpo del Cristo” (Efes. 4:12; Rom. 12:4, 5; 1 Cor. 10:16, 17; 12:27). Más bien, el pan representa el cuerpo humano de Jesús, el cuerpo físico en el que él “cargó con nuestros pecados” (1 Ped. 2:21-24; 4:1; Juan 19:33-36; Heb. 10:5-7). w13 15/12 4:8-10

Lectura bíblica para la Conmemoración:  Mateo 21:33-41; 22:15-22; 23:1-12; 24:1-3  (11 de nisán durante el día)

MATEO 21:33-41. . .
33 ”Oigan otra ilustración:* Había un hombre, un amo de casa,+ que plantó una viña y la rodeó de una cerca y cavó en ella un lagar y erigió una torre,+ y la arrendó a cultivadores, y viajó al extranjero.+ 34 Cuando llegó la época de los frutos, despachó sus esclavos a los cultivadores para conseguir sus frutos. 35 Sin embargo, los cultivadores tomaron a sus esclavos, y a uno lo golpearon severamente, a otro lo mataron, a otro lo apedrearon.+ 36 De nuevo despachó otros esclavos, más que los primeros, pero a estos les hicieron lo mismo.+ 37 Por último despachó su hijo a ellos, diciendo: ‘Respetarán a mi hijo’. 38 Al ver al hijo, los cultivadores dijeron entre sí: ‘Este es el heredero;+ ¡vengan, matémoslo y consigamos su herencia!’.+ 39 De modo que lo tomaron y lo echaron fuera de la viña y lo mataron.+ 40 Por lo tanto, cuando venga el dueño de la viña, ¿qué les hará a aquellos cultivadores?”. 41 Le dijeron: “Por ser malos, traerá sobre ellos una destrucción mala,+ y arrendará su viña a otros cultivadores, que le darán los frutos a su tiempo”.

MATEO 22:15-22. . .
15 Entonces los fariseos siguieron su camino y entraron en consejo a fin de entramparlo en su habla.+ 16 De modo que le despacharon discípulos de ellos, junto con partidarios de Herodes,*+ a decir: “Maestro, sabemos que eres veraz y enseñas el camino de Dios en verdad, y no te importa nadie, porque no miras la apariencia exterior de los hombres.+17 Dinos, por lo tanto: ¿Qué te parece? ¿Es lícito pagar la capitación a César,* o no?”.+18 Pero Jesús, conociendo la iniquidad de ellos, dijo: “¿Por qué me ponen a prueba, hipócritas?+ 19 Muéstrenme la moneda de la capitación”. Ellos le trajeron un denario.*20 Y él les dijo: “¿De quién es esta imagen* e inscripción?”.+ 21 Dijeron: “De César”. En seguida les dijo: “Por lo tanto, paguen* a César las cosas de César, pero a Dios las cosas de Dios”.+ 22 Pues, al oír [aquello], se maravillaron; y dejándolo, se fueron.

MATEO 23:1-12. . .
23 Entonces Jesús habló a las muchedumbres y a sus discípulos,+ y dijo: “Los escribas+ y los fariseos se han sentado en la cátedra de Moisés.+ Por eso, todas las cosas que les digan,+ háganlas y obsérvenlas, pero no hagan conforme a los hechos de ellos,+ porque dicen y no hacen. Atan cargas pesadas y las ponen sobre los hombros de los hombres,+ pero ellos mismos ni con el dedo quieren moverlas.+ Todas las obras que hacen, las hacen para ser vistos por los hombres;+ porque ensanchan las cajitas [que contienen escrituras]+ que llevan puestas como resguardos,* y agrandan los flecos*+ [de sus prendas de vestir]. Les gusta el lugar más prominente+ en las cenas y los asientos delanteros en las sinagogas,+ y los saludos+ en las plazas de mercado,* y el ser llamados por los hombres Rabí.*+ Mas ustedes, no sean llamados Rabí, porque uno solo es su maestro,+ mientras que todos ustedes son hermanos. Además, no llamen padre de ustedes a nadie sobre la tierra, porque uno solo es su Padre,+ el Celestial.10 Tampoco sean llamados ‘caudillos’,+ porque su Caudillo* es uno, el Cristo. 11 Pero el mayor entre ustedes tiene que ser su ministro.*+ 12 El que se ensalce será humillado,+ y el que se humille será ensalzado.

MATEO 24:1-3. . .
24 Partiendo en seguida, Jesús se iba del templo, pero sus discípulos se acercaron para mostrarle los edificios del templo.+ En respuesta él les dijo: “¿No contemplan todas estas cosas? En verdad les digo: De ningún modo se dejará aquí piedra sobre piedra que no sea derribada”.+

Estando él sentado en el monte de los Olivos, se acercaron a él los discípulos privadamente, y dijeron: “Dinos: ¿Cuándo serán estas cosas, y qué será la señal de tu presencia*+ y de la conclusión* del sistema de cosas?”.