Oh Oidor de la oración, a ti vendrá gente de toda carne (Sal. 65:2).

La acción de gracias es un tipo de oración importante. Pablo instó a los cristianos de la ciudad de Filipos: “No se inquieten por cosa alguna, sino que en todo, por oración y ruego junto con acción de gracias, dense a conocer sus peticiones a Dios” (Filip. 4:6). Expresar en oración nuestra profunda gratitud nos sirve de protección. ¿De qué manera? Pues bien, vivimos “en los últimos días”, por lo que estamos rodeados de “desagradecidos” (2 Tim. 3:1, 2). Si no tenemos cuidado, esa actitud se nos puede contagiar. Darle las gracias a Dios cuando le oramos nos ayuda a estar satisfechos y a no volvernos “murmuradores, quejumbrosos respecto a [nuestra] suerte en la vida” (Jud. 16). Los cabezas de familia pueden ayudar a su esposa y sus hijos a ser agradecidos usando expresiones de gracias al orar con ellos. w13 15/11 1:3, 5

Anuncios