Vi a cuatro ángeles reteniendo los cuatro vientos de la tierra (Rev. 7:1).

Cuando los ángeles suelten los vientos de la destrucción, ¿qué pasará entonces? Babilonia la Grande, el imperio mundial de la religión falsa, llegará a su merecido final. Los “pueblos y muchedumbres y naciones y lenguas” sobre los que se apoya no podrán darle ninguna ayuda. Ya estamos viendo indicaciones de que su destrucción está cerca (Rev. 16:12; 17:15-18; 18:7, 8, 21). Es evidente que está perdiendo mucho apoyo: tanto las religiones como sus líderes son objeto de crecientes ataques en los medios de comunicación. Y todavía los dirigentes de Babilonia la Grande se creen que no tienen de qué preocuparse… ¡Qué equivocados están! Tras la declaración de “paz y seguridad”, los elementos políticos del sistema de Satanás atacarán de repente a la religión falsa y la borrarán del mapa (1 Tes. 5:3). Nunca más volverá a existir. Está claro que vale la pena esperar pacientemente esos sucesos trascendentales (Rev. 18:8, 10). w13 15/11 2:13, 14