El recordatorio de Jehová es fidedigno, hace sabio al inexperto (Sal. 19:7).

A veces, los recordatorios de Jehová transmiten mensajes de advertencia. En el caso de los israelitas, los profetas les avisaban una y otra vez de lo que podía sucederles. Por ejemplo, cuando estaban a punto de entrar en la Tierra Prometida, Moisés les advirtió: “Cuídense por temor de que su corazón sea atraído seductoramente, y de veras se desvíen y adoren a otros dioses y se inclinen ante ellos, y la cólera de Jehová ciertamente se encienda contra ustedes” (Deut. 11:16, 17). En la Biblia encontramos una gran cantidad de recordatorios útiles que Jehová le dio a su pueblo. En muchas otras ocasiones, Jehová exhortó a los israelitas a que le temieran, escucharan su voz y santificaran su nombre (Deut. 4:29-31; 5:28, 29). Si hacían caso, él los colmaría de bendiciones (Lev. 26:3-6; Deut. 28:1-4). Nosotros también tenemos libertad de decisión: podemos elegir obedecer la guía de Jehová o hacer lo que nos parezca bien (Prov. 14:12). w13 15/9 1:3, 4, 8