Te haré tener perspicacia, y te instruiré en el camino en que debes ir (Sal. 32:8).

¿Nos esforzamos por aprovechar todo el alimento espiritual que recibimos? ¿Meditamos en él? Si así lo hacemos, seguiremos produciendo fruto en estos últimos días y nuestra fe no se marchitará (Sal. 1:1-3; 35:28; 119:97). Nos conviene pensar en el trabajo que implica producir constantemente alimento espiritual saludable. El Comité de Redacción del Cuerpo Gobernante supervisa el proceso de investigación, redacción, corrección, ilustración y traducción de todo lo que se imprime o se coloca en nuestro sitio de Internet. Las sucursales que producen las publicaciones las envían a todas las congregaciones, estén cerca o lejos. ¿Con qué fin se realiza este enorme trabajo? Para que el pueblo de Jehová esté bien alimentado en sentido espiritual (Is. 65:13). Por lo tanto, aprovechemos todo el “alimento” que nos proporciona la organización (Sal. 119:27). w13 15/4 4:11, 12

Anuncios