El reino en parte resultará fuerte y en parte resultará frágil (Dan. 2:42).

Daniel 2:41 dice que los pies de la imagen que vio el rey Nabucodonosor eran una mezcla de hierro y barro. También dice que esta mezcla es un solo “reino”, no varios. Así pues, el barro representa elementos que existen dentro de la esfera de influencia de la potencia mundial angloamericana y la hacen más débil que el Imperio romano, que fue sólido como el hierro. Daniel señala que este barro es “la prole de la humanidad”, o sea, la gente común (Dan. 2:43). En la potencia mundial angloamericana, las personas han reclamado sus derechos a través de sindicatos, movimientos independentistas y campañas a favor de los derechos civiles. Los ciudadanos corrientes han minado la capacidad de esta potencia para actuar con la fuerza del hierro. Además, debido a las ideologías opuestas y a los escasos márgenes con que ganan las elecciones, ni siquiera los líderes más populares cuentan con una clara mayoría que les permita llevar a la práctica sus programas (2 Tim. 3:1-3). w12 15/6 2:9