Tengan amor a toda la asociación de hermanos, estén en temor de Dios (1 Ped.2:17).

Los testigos de Jehová sentimos un sano temor a hacer algo que desagrade a Dios, y eso nos da otro motivo para hacer Su voluntad. Además, nos alegra formar parte de una hermandad mundial que sirve unida a Jehová. No es de extrañar, por tanto, que le tengamos “amor a toda la asociación de hermanos”. El cariño que nos une es tan poco común en la sociedad egoísta de nuestros días que algunas personas se asombran al verlo. Por ejemplo, una guía turística de una agencia de viajes estadounidense se quedó boquiabierta al ver el amor y la generosidad con que los hermanos de Alemania acogieron a los representantes extranjeros en una asamblea internacional en 2009. Ella aseguró que en todos sus años de experiencia nunca había visto nada semejante. ¿Ha oído usted expresarse en términos parecidos a alguien que observó a los Testigos en alguna de nuestras asambleas? w12 15/12 3:18

Anuncios