No desistamos de hacer lo que es excelente (Gál. 6:9).

Hoy día, el aguante es esencial para el cristiano. Usted afrontará dificultades, pero Jehová lo ayudará. No deje de pedirle espíritu santo. Se sentirá reconfortado cuando él sustituya el dolor por gozo, la angustia por paz (Mat. 7:7-11). Sin importar qué presiones tenga que soportar, nunca vuelva atrás ni se rinda. ¡De cuántas riquezas maravillosas disfrutamos debido a que Jehová nos considera sus amigos! Por tanto, si hace poco que usted ha llegado a conocer a Dios y se ha bautizado, ¿qué debe hacer ahora? Seguir conociendo a Jehová, crecer hacia la madurez espiritual. ¿Y si, en cambio, lleva muchos años bautizado? También debe seguir profundizando y ampliando su conocimiento de Jehová. En cuanto a su amistad con él, nunca se duerma en los laureles. Más bien, hágase un autoexamen de vez en cuando para asegurarse de que continúa estrechando su relación con Jehová, nuestro amoroso Padre, Amigo y Dios (2 Cor. 13:5, 6). w13 15/3 3:17, 18

Anuncios