El que piensa que está en pie, cuídese de no caer (1 Cor. 10:12).

Antes de cada despegue, los pilotos de uno de los aviones más seguros que existen hacen más de treinta comprobaciones siguiendo una lista de verificación. Si no lo hicieran, las posibilidades de sufrir un trágico accidente serían mucho mayores. ¿Sabe usted a qué pilotos se les pide especialmente que completen la lista de verificación? ¡A los más experimentados! ¿Por qué? Porque los pilotos con muchas horas de vuelo podrían confiarse fácilmente y no ser tan cuidadosos al llevar a cabo la inspección. Al igual que un piloto precavido, usted puede utilizar un tipo de lista de verificación para asegurarse de que su fe no le falle cuando más la necesite. Tanto si nos bautizamos recientemente como si fue hace muchos años, es vital comprobar con regularidad la profundidad de nuestra fe y devoción a Jehová. Si no lo hiciéramos, podríamos perder nuestra espiritualidad. w13 15/3 3:1, 2

Anuncios