Escudríñame completamente, oh Dios, […] y guíame en el
camino de tiempo indefinido (Sal. 139:23, 24).

Una forma de recibir la amorosa dirección de Jehová es estudiando personalmente las Escrituras. A través de las publicaciones del esclavo fiel y discreto, él nos ofrece un caudal de consejos bíblicos (Mat. 24:45). Si queremos aprovecharlos bien, debemos sacar tiempo para examinarlos y ponerlos en práctica. Sin duda, el estudio personal es uno de los medios que Jehová utiliza para cuidar de sus siervos y “guardarlos de tropezar” (Jud. 24). ¿No le ha parecido alguna vez que un punto de las publicaciones se ha escrito pensando en usted? Si así es, acéptelo como una corrección de Jehová. A veces un amigo pudiera darle un golpecito en el hombro para hacerle notar algo. Del mismo modo, Jehová puede usar su espíritu para hacerle notar aspectos de su conducta y personalidad en los que usted, al igual que los demás siervos de Jehová, debe mejorar. Si aceptamos la dirección del espíritu, permitiremos que Jehová guíe nuestros pasos. w12 15/4 5:12

Anuncios