Hay cuatro reinos de su nación que se pondrán de pie, pero no con su poder (Dan. 8:22).

En una de las visiones que recibió Daniel, Grecia aparece como un leopardo con cuatro alas, señal de que esta potencia realizaría sus conquistas a gran velocidad (Dan. 7:6). En la otra visión, un macho cabrío con un llamativo cuerno mata rápidamente a un carnero de dos cuernos, que simboliza a Medopersia. Jehová le explicó a Daniel que el macho cabrío era Grecia, y el enorme cuerno, uno de sus reyes. Luego, Daniel señaló que el cuerno sería quebrado y en su lugar surgirían cuatro más pequeños. Esta profecía se escribió cientos de años antes de que Grecia se convirtiera en una potencia mundial. Sin embargo, se cumplió al pie de la letra. Alejandro Magno, el rey más importante de la antigua Grecia, dirigió la embestida contra Medopersia. Pero el “cuerno” no duró mucho, pues este gobernante falleció con solo 32 años de edad, en el esplendor de su mandato. A su muerte, el imperio terminó dividido entre cuatro de sus generales (Dan. 8:20-22). w12 15/6 1:15

Anuncios