Sus pies eran en parte de hierro y en parte de barro moldeado (Dan. 2:33).

Una de las profecías que se hallan en el libro bíblico de Daniel describe una estatua con forma humana, la cual simboliza una sucesión de potencias mundiales. La última potencia está representada por los pies y los dedos de los pies de la estatua. Esto indica que ya no falta por aparecer ninguna otra potencia mundial. Durante la Primera Guerra Mundial, Gran Bretaña y Estados Unidos forjaron una alianza especial. Por tanto, la quinta parte de la imagen de Daniel es la potencia mundial angloamericana. Además, los pies y los dedos están hechos de hierro y barro, lo cual es símbolo de la debilidad de la potencia mundial angloamericana. En la misma profecía, una gran piedra es cortada de una montaña. La piedra representa el Reino de Dios, y la montaña, la soberanía de Jehová. Dicha piedra, que fue cortada en el año 1914, se dirige en estos momentos a toda velocidad hacia su objetivo: los pies de la estatua. En la batalla de Armagedón, los pies y el resto de la estatua quedarán totalmente pulverizados (Dan. 2:44, 45). Por consiguiente, cuando dé comienzo Armagedón, la potencia mundial predominante será la angloamericana. ¡Qué emocionante va a ser presenciar el cumplimiento final de esta profecía! w12 15/9 1:13, 14

Anuncios