Cuando los malhechores se acercaron contra […], ellos mismos tropezaron y cayeron (Sal. 27:2).

¿Ha experimentado usted la ayuda de Jehová cuando ha pasado por circunstancias difíciles? Por ejemplo, ¿oró intensamente respecto a algún problema grave y entonces vio cómo Jehová le dio sabiduría o fuerzas para afrontarlo? ¿O se acuerda de cómo desaparecieron circunstancias que le impedían servir a Dios con gozo, o de cómo se abrió ante usted “una puerta grande” para ampliar su servicio sagrado? (1 Cor. 16:9.) ¿Cómo se siente cuando medita en ello? ¿Verdad que esas experiencias lo convencen de que Jehová puede ayudarlo a superar o aguantar hasta los peores obstáculos o adversidades? (Rom. 5:3-5.) ¿Y si un gobierno poderoso tramara exterminar a los testigos de Jehová como pueblo organizado? En tiempos modernos ha habido muchos hombres que lo han intentado, pero han fracasado. Si reflexionamos en lo que Jehová ha hecho por su pueblo anteriormente, podremos mirar con confianza al futuro (Dan. 3:28). w12 15/7 3:5, 6

Anuncios