Las cualidades invisibles de él se ven claramente desde la creación del mundo en adelante, porque se perciben por las cosas hechas (Rom. 1:20).

La creación nos enseña mucho sobre las “cualidades invisibles” de Jehová, pero deja sin contestar preguntas tan importantes como qué le depara el futuro a la humanidad. Para responderlas, debemos acudir a lo que Dios ha revelado en las páginas de la Biblia. Allí encontramos numerosos ejemplos de profecías que se han cumplido puntualmente. ¿Por qué puede Jehová predecir lo que va a suceder? Primero, porque tiene la capacidad de ver el futuro con total claridad. Y además, porque él puede hacer que las cosas ocurran de acuerdo con su propósito y su horario establecidos. Jehová desea que sus siervos comprendan las profecías bíblicas y se beneficien de ellas. Por eso, aunque él no tiene nuestras limitaciones para entender el tiempo, cuando anuncia que algo ocurrirá en un momento concreto, lo hace en términos que nos resultan familiares (Sal. 90:4). w12 15/5 3:5, 6