animoso y fuerte, […] introducirás a los hijos

de Israel en la tierra (Deut. 31:23).

Los israelitas estaban a punto de ocupar Canaán, y Josué necesitaba la sabiduría divina para dirigirlos bien. Además, tenía que demostrar fe en Jehová y ser valiente y decidido. La sabiduría, el valor y la fe de Josué durante la larga conquista de Canaán debieron de animar a los israelitas. Sin embargo, además de luchar con valor en el campo de batalla, para obedecer a Josué necesitaban demostrar esta cualidad de formas menos obvias. En el discurso de despedida que Josué pronunció antes de morir, les dijo: “Tienen que ser muy animosos para guardar y hacer todo lo que está escrito en el libro de la ley de Moisés nunca apartándose de ello” (Jos. 23:6). A nosotros también nos hace falta ser valientes para obedecer a Jehová en todo momento. En ocasiones, pudiera ser que simples seres humanos nos pidan que hagamos algo que vaya en contra de la voluntad divina (Hech. 4:18-20; 5:29). Pero si confiamos en Dios y le oramos, él nos dará valor para ponernos de su parte. w13 15/1 1:5, 6