[Moisés] continuó constante como si viera a Aquel que es invisible (Heb. 11:27).
Comprendemos que el empleo y el dinero nos sirven para cubrir nuestras necesidades. Sabemos que divertirnos un poco nos despeja y que la tecnología puede ser útil. Pero todas estas cosas podrían distanciarnos de Jehová si nos ocupamos en ellas cuando no debemos, si nos consumen mucho tiempo o si permitimos que de algún modo estorben nuestra adoración. Por supuesto, a Satanás le encantaría que usted o su familia se alejaran de Jehová. Pero usted puede impedir que eso ocurra (Prov. 22:3). Para ello, acérquese a Jehová y manténgase junto a él. La Biblia habla de muchos fieles que así lo hicieron. Enoc y Noé siguieron “andando con el Dios verdadero” (Gén. 5:22; 6:9). Y Jesús tuvo el apoyo divino porque siempre agradó a su Padre celestial (Juan 8:29). Imite tales ejemplos de lealtad y siga este consejo bíblico: “Regocíjense siempre. Oren incesantemente. Con relación a todo, den gracias” (1 Tes. 5:16-18). Jamás permita que nada lo aleje de Jehová. w13 15/1 3:19, 20