Vayan, por lo tanto, y hagan discípulos de gente de todas las naciones (Mat. 28:19).

Muchos súbditos de gobiernos humanos apoyan públicamente a algún partido político, incluso pidiendo votos puerta por puerta. A una escala mucho mayor, los ciudadanos del Reino apoyan con entusiasmo al gobierno de Dios, tanto en las calles como de casa en casa. De hecho, la revista de mayor distribución del planeta es La Atalaya, cuyo propósito es anunciar el Reino de Jehová. Uno de nuestros mayores privilegios es hablar de ese Reino al prójimo. ¿Participa usted con celo en esta obra evangelizadora? Muy pronto, el gobierno de Dios será el único que haya en la Tierra. Nos guiará en todo aspecto de la vida cotidiana, tanto espiritual como civil. Seremos buenos ciudadanos del Reino en ese entonces? Ahora es el momento de demostrarlo. En las decisiones que tomemos a diario, hagamos todas las cosas para la gloria de Jehová y probemos que nos estamos comportando como buenos ciudadanos del Reino de Dios (1 Cor.10:31). w12 15/8 2:15, 16

Anuncios