Cuando los hombres estén diciendo: “¡Paz y seguridad!”, entonces destrucción repentina ha de sobrevenirles instantáneamente (1 Tes. 5:3).

La primera fase de esta “destrucción repentina” es el ataque a “la ramera”, es decir, “Babilonia la Grande”, el imperio mundial de la religión falsa (Rev. 17:5, 6, 15). Esta ofensiva contra todas las religiones falsas, incluidas las de la cristiandad, marcará el comienzo de la “gran tribulación” (Mat. 24:21; 2 Tes. 2:8). ¿Quién atacará a la ramera? La Palabra de Dios indica que será una “bestia salvaje” con “diez cuernos”. Un estudio del libro de Revelación muestra que dicha bestia es la ONU, mientras que los “diez cuernos” son todas las potencias políticas actuales que apoyan a la “bestia salvaje de color escarlata” (Rev. 17:3, 5, 11, 12). Su ataque será devastador. Los países de la ONU saquearán a la ramera, expondrán su verdadera naturaleza, la devorarán y “la quemarán por completo”. Su destrucción será definitiva (Rev. 17:16). w12 15/9 1:3, 5, 6