Tendrás éxito en tu camino y […] actuarás sabiamente (Jos. 1:8).

¿Qué es el éxito? Si les hacemos esta pregunta a distintas personas, obtendremos distintas respuestas. Por ejemplo, para muchas consiste en sobresalir en el ámbito económico, profesional o académico. Otras lo miden en función de sus relaciones personales, es decir, los lazos que las unen a sus familiares, amigos o compañeros de trabajo. Y alguien que sirve a Dios pudiera incluso vincular el éxito con un puesto de responsabilidad en la congregación o con los logros en el ministerio. Pero lo que de verdad importa es cómo nos ve Jehová, pues nuestra vida depende de que tengamos su favor. Cuando Dios le encomendó a Josué la gran responsabilidad de dirigir a los israelitas a la Tierra Prometida, le mandó que leyera la Ley mosaica “día y noche” y obedeciera con cuidado lo que estaba escrito en ella. Le aseguró: “Entonces tendrás éxito en tu camino y entonces actuarás sabiamente” (Jos. 1:7, 8). Como bien sabemos, Josué tuvo éxito. w12 15/12 1:1, 3