Por fe Moisés […] rehusó ser llamado hijo de la hija de Faraón (Heb. 11:24).

Moisés fue un excelente ejemplo de fe y valor. Acompañado por su hermano Aarón, se presentó una y otra vez ante el tiránico faraón para anunciar sin miedo las diez plagas con las que Jehová humilló a los dioses egipcios y libertó a su pueblo (capítulos 7 a 12 de Éxodo). ¿Qué lo ayudó a actuar con fe y valor? El apoyo constante de Dios, el mismo apoyo con el que contamos nosotros (Deu. 33:27). Hoy día necesitamos el temple de Moisés, pues Jesús dijo: “Los llevarán ante gobernadores y reyes por mi causa, para un testimonio a ellos y a las naciones”. Luego añadió: “Cuando los entreguen, no se inquieten acerca de cómo o qué han de hablar; porque en aquella hora se les dará lo que han de hablar; porque los que hablan no son únicamente ustedes, sino que el espíritu de su Padre habla por ustedes” (Mat. 10:18-20). Así es, si las autoridades nos interrogan, el espíritu de Jehová nos ayudará a dar testimonio con respeto, fe y valor (Luc. 12:11, 12). w12 15/2 2:5, 6