Acumularán para sí mismos maestros para que les regalen los oídos (2 Tim. 4:3).

¿Qué enseñanzas le gusta oír a la gente? En muchos lugares, la evolución se ha promovido con fervor religioso. Aunque por lo común se presenta con lenguaje científico, casi se ha convertido en un credo religioso, pues influye en los puntos de vista sobre Dios y el semejante. Otra enseñanza popular es que a Dios no le importamos y que, por tanto, él tampoco debe importarnos a nosotros. ¿Por qué escuchan tantos millones de personas estas ideas que las adormecen en sentido espiritual? Porque ambas transmiten este mensaje: “Puedes hacer lo que te plazca, porque nadie te va a pedir cuentas”. Y eso es precisamente lo que quieren oír (Sal. 10:4). A algunas personas que aún van a la iglesia les gusta tener maestros que les digan: “Sin importar lo que hagas, Dios te ama”. Los sacerdotes y los pastores les dicen a sus feligreses lo que desean oír, convenciéndolos de que las ceremonias, misas, e imágenes contribuirán a que Dios los bendiga. w12 15/3 2:4-6

Anuncios