Los que hacen uso del mundo [sean] como los que no lo usan a plenitud (1 Cor. 7:31).

Estamos seguros de que el Reino que Jehová ha dejado en manos de Cristo pronto eliminará a los gobiernos imperfectos del hombre, dando paso a un nuevo mundo de justicia (Dan. 2:44; 2 Ped. 3:13). Este sistema se encuentra cerca de su fin. Los siervos de Jehová comprendemos que no es el momento de echar raíces en él. Entonces, ¿cómo hacemos uso del mundo los cristianos de la actualidad? Al utilizar algunos de los medios que brinda. Por ejemplo, empleamos sus adelantos tecnológicos —incluidas las redes de comunicación— para difundir internacionalmente el conocimiento de la Biblia en centenares de idiomas. También nos valemos de forma limitada de este sistema de cosas para ganarnos la vida y adquirir los bienes y servicios que necesitamos. Sin embargo, nunca lo usamos a plenitud, pues mantenemos en su debido lugar las posesiones y ocupaciones que ofrece (1 Tim. 6:9, 10). w11 15/11 3:9, 10

Anuncios