Jesús salió con sus discípulos […] a donde había un huerto, y él y sus discípulos entraron en él (Juan 18:1).

Al llegar al jardín de Getsemaní, tres de los apóstoles —Pedro, Santiago y Juan— van con él a un rincón más apartado. Antes de retirarse a orar, Cristo les dice: “Quédense aquí y manténganse alerta conmigo”. Cuando regresa, los encuentra profundamente dormidos y les repite: “Manténganse alerta”. ¡Pero vuelven a sucumbir al sueño dos veces! Horas más tarde, todos los apóstoles bajan la guardia. De hecho, abandonan al Maestro y salen huyendo (Mat. 26:38, 41, 56). Sin duda, lamentaron su actitud descuidada. Y enseguida aprendieron de su error. La crónica inspirada de Hechos indica que los apóstoles terminaron dando un extraordinario ejemplo de vigilancia espiritual. Y muchos hermanos en la fe tuvieron que sentirse impulsados a imitarlos. Hoy, más que nunca, debemos mantenernos alerta (Mat. 24:42). w12 15/1 2:1-3

Anuncios