Él no da el espíritu por medida (Juan 3:34).

Moisés recibió de Dios la difícil responsabilidad de atender a la nación de Israel. ¿Tendría las fuerzas necesarias para desempeñar esa comisión? Sí. Gracias al espíritu santo sirvió como profeta, juez, escritor y líder, e incluso realizó milagros (Isa. 63:11-14). Sin embargo, en cierto momento se quejó de que no podía con tantas obligaciones (Núm. 11:14, 15). Jehová le retiró “parte del espíritu” y se lo concedió a 70 hombres para que le ayudaran (Núm. 11:16, 17). Aun así, Moisés tenía más que suficiente. Hoy, Jehová les concede a sus siervos la cantidad que precisan en función de las circunstancias. ¿Está usted atravesando dificultades? ¿Ha notado que sus obligaciones aumentan de día en día y le consumen más tiempo? ¿Le cuesta cada vez más atender física y espiritualmente a su familia por los problemas económicos o de salud? ¿Lleva sobre sus hombros serias responsabilidades de servicio en la congregación? En cualquier caso, tenga la seguridad de que Dios, por medio de su espíritu, puede darle siempre las fuerzas que necesite (Rom. 15:13). w11 15/12 3:3-5

Anuncios