Deléitate exquisitamente en Jehová […]. Haz rodar sobre Jehová tu camino, y fíate de él (Sal. 37:4, 5).

Si usted está sirviendo fielmente a Jehová Dios a pesar de no contar con el apoyo de los miembros de su familia, no se rinda. Recuerde que “Jehová no abandonará a su pueblo, por causa de su gran nombre” (1 Sam. 12:22). Se mantendrá a su lado mientras usted se aferre a él (2 Cró. 15:2). Sea perseverante en la oración y tenga fe absoluta en que su Padre celestial le ayudará a seguir adelante pase lo que pase (Rom. 12:12). Pídale a Jehová que le conceda su espíritu santo para cultivar un ambiente pacífico en su hogar (Heb. 12:14). Puede que algún día logre tocar el corazón de sus familiares. Al hacer “todas las cosas para la gloria de Dios”, sentirá una gran felicidad y paz interior (1 Cor. 10:31). Jamás olvide que cuenta con el cariño y el apoyo de toda la hermandad mundial. w12 15/2 4:17, 18

Anuncios