[Dios] está actuando en ustedes a fin de que haya en ustedes tanto el querer como el actuar (Fili. 2:13).

Si a un varón bautizado no le atrae la idea de asumir más responsabilidades, ¿qué puede hacer? Es Jehová quien nos mueve a trabajar por los demás, y él puede fortalecer con su espíritu a cualquier cristiano para que le preste servicio sagrado (Fili. 4:13). Lo que es más, uno siempre puede pedirle que lo haga actuar como debe (Sal. 25:4, 5). Jehová bendice a los ancianos en sus esfuerzos por preparar a más varones. Y también concede su favor a quienes se dejan ayudar y trabajan para alcanzar posiciones de servicio. Las Escrituras prometen que él se encargará de que se levanten “siete pastores, sí, ocho adalides”, es decir, todos los hombres capaces que hagan falta para atender su organización (Miq. 5:5). ¡Qué contentos estamos de que haya tantos hermanos recibiendo la preparación necesaria y haciendo humildemente todo lo posible por asumir más responsabilidades para gloria de Jehová! w11 15/11 5:18, 19

Anuncios